Nonuya, entre la tradición y el desarrollo

En la Amazonía colombiana, las comunidades de Peña Roja y Villa Azul, que habitan el resguardo Nonuya, han mantenido las tradiciones de sus etnias Muinane y Nonuya a pesar de haber sido diezmadas por la Casa Arana en la época de la bonanza del caucho, entre 1880 y 1910. Ellas hacen parte del proyecto En su resguardo de 260.923 hectáreas ubicado a orillas del río Caquetá, a una hora y media de Araracuara, cultivan la chagra, en la que siembran diferentes tipos de yuca y ají, ñame, maíz y frutos de palma como el chontaduro.

Complementan su actividad económica con la comercialización del bagre, y su nutrición con la caza y la pesca, en un territorio rico en fauna y flora. También conservan su cultura y su organización social: permanecen las autoridades tradicionales, cada comunidad tiene su maloca, mantienen la cultura material y los roles de género tradicionales.

Al mismo tiempo, jóvenes líderes han creado una estructura organizativa mediante la cual tramitan la relación con el Estado y otras entidades, y reciben e implementan los recursos que les corresponden como resguardo. Actualmente, el resguardo Nonuya afronta desafíos de gobernanza para articular mejor los liderazgos, hacer más efectiva la gestión territorial y el manejo de los recursos, y lograr mayores beneficios para la comunidad.

También afronta el daño ambiental dejado por la explotación minera, que ha afectado el río y el bosque.

Las comunidades del resguardo Nonuya participan en el proyecto de USAID “Fortaleciendo las Capacidades de Organizaciones Indígenas en la Amazonía” (SCIOA por su sigla en inglés) que implementa Pact. Y lo hacen de manera integral: ancianos, jóvenes, mujeres y niños han tomado parte en los talleres, y en el diagnóstico de sus capacidades para abogar de manera efectiva por sus derechos. A partir de esto, definen las prioridades de su Plan de Fortalecimiento Institucional.

Estos son los principales aspectos que el resguardo Nonuya ha incluido en su Plan:

• Fortalecer la gobernanza y el manejo tradicional de su resguardo.

• Fortalecerse en el manejo administrativo de recursos financieros.

• Desarrollar su Plan de Vida.

• Prepararse en la gestión de proyectos para la financiación de sus iniciativas.

• Conocer y entender los impactos de la minería.

“Este proyecto que trajo Pact ha logrado muchas cosas, como la unión y la Convivencia. En el grupo Yucuna – Matapí esto se va haciendo realidad a través de los talleres que hemos tenido. Pensando hacia el futuro, queremos que se llegue a consolidar para poder tener una autonomía de nosotros como resguardo y como indígenas que somos”, afirma Jeison Andrés Rodríguez Matapí, coordinador del grupo Yucuna-Matapí en el proyecto SCIOA.


Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible, FCDS Organización aliada para el fortalecimiento de comunidades Nonuya Es una Organización No Gubernamental que promueve la gestión integral del territorio a partir de procesos de planificación, ordenamiento territorial y desarrollo sectorial, considerando escenarios de cambio y conflictos socioambientales. La FCDS trabaja de la mano de comunidades, organizaciones locales, sectores y autoridades estatales de los niveles local, regional, nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *