Las mujeres que cultivan sueños en San Valentín, están llenas de sueños y esperanzas

El 14 de febrero, es una fecha en la que países como Estados Unidos o algunos europeos como España y Bélgica han celebrado tradicionalmente San Valentín. Para el sector floricultor colombiano, esta tradición ha representado una de las fechas más importantes en las que se exportan miles de toneladas de flores y que representan altos ingresos para el país.

Colombia es el segundo exportador de flores a nivel mundial. En el 2019, antes de la pandemia, se exportaron más de 35 mil toneladas de flores, es decir, cerca de 600 millones de tallos. Una tarea colosal que, sin duda, no podría ser realizada sin las mujeres que trabajan para que las flores lleguen en perfectas condiciones a los consumidores finales.

De las 150 mil personas vinculadas directamente al sector, cerca del 64% son mujeres, una fuerza laboral mayoritariamente femenina que sostiene los buenos resultados de este sector y que es vital para la reactivación económica del país en el contexto del COVID.

Por esta razón, y teniendo en cuenta que el 14 de febrero se reconoce también como el Día Internacional de las Trabajadoras y los Trabajadores de las Flores, ponemos nuestro foco en la importancia que tienen las mujeres para el desarrollo del sector floricultor. También reconocemos y celebramos el agenciamiento y trabajo colectivo que han logrado para promover sus derechos.

Las mujeres que cultivan las flores de San Valentín, están llenas de sueños y esperanzas, y desde el proyecto Vamos Tejiendo y su líder implementador Pact, nos unimos para tejer puentes entre entidades públicas, sector privado y organizaciones de la sociedad civil, para promover la participación económica, social, política y cultural de las mujeres, con el objetivo de que puedan mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Vamos Tejiendo es un proyecto financiado con recursos del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos. El contenido de este material no refleja necesariamente las opiniones o las políticas del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos. La mención de nombres comerciales, productos u organizaciones, no implica su aprobación por parte del gobierno de los Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.