la empresa floricultora se convierte en un espacio de empoderamiento para mujeres

Para mujeres como Ana Hernández, el tiempo es muy valioso. Hernández trabaja en Sunshine Bouquet, una empresa floricultora en Colombia. Al igual que otras trabajadoras, se enfrenta a una dura realidad. Aunque la brecha de ingresos entre mujeres y hombres se ha reducido a lo largo de los años en Colombia, la diferencia sigue siendo significativa: las mujeres ganan 87 pesos colombianos por cada 100 que ganan los hombres, según el DANE.

Esta situación se complejiza por el hecho de que las mujeres dedican mucho más tiempo al trabajo de cuidado no remunerado en sus hogares, lo que limita sus oportunidades de educación, participación social y política y recreación. Esto reduce significativamente sus posibilidades de gozar plenamente de sus derechos.

Teniendo en cuenta esta realidad, el proyecto Vamos Tejiendo de Pact ha lanzado recientemente una alianza con Sunshine Bouquet la cual pretende capacitar a las mujeres trabajadoras mediante formación con enfoque de género. Esto, con el fin de satisfacer las necesidades de mujeres como Hernández:

«Hemos aprendido muchas cosas sobre cómo proyectarnos en el futuro, cómo cuidarnos y hacer valer nuestros derechos en casa», dice Hernández.

«Estamos lejos del trabajo durante este tiempo. Es un tiempo en el que nos sentimos libres, nos sentimos liberados, pensamos».

El proyecto Vamos Tejiendo, financiado por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos y ejecutado por Pact y la Escuela Nacional Sindical, busca promover la autonomía económica de las mujeres en las cadenas de valor de la flor cortada y la caña de azúcar. Vamos Tejiendo actúa bajo su teoría de cambio en la que si las mujeres no pueden ejercer plenamente sus derechos en tres ámbitos interrelacionados -la autonomía económica, la autonomía física y la toma de decisiones- será difícil que alcancen un estado de bienestar que les permita asegurar y gestionar los recursos en función de sus propios intereses y deseos.

Por ello, Vamos Tejiendo ha integrado un modelo de trabajo basado en el concepto de gobernanza, en el que las instituciones públicas y las empresas privadas participan activamente en la garantía de mejores condiciones laborales para las mujeres, así como en la prevención de violencias. Un ejemplo es la alianza con Sunshine Bouquet, líder en el mercado colombiano y responsable de casi el 14% del total de las exportaciones de flores del país. A través de la alianza, los socios están trabajando para crear dentro de la empresa un espacio de formación con enfoque de género para las trabajadoras y fortalecer los procesos administrativos de la empresa para integrar este enfoque, ya que la mayoría de su personal son mujeres.

En enero, Vamos Tejiendo puso en marcha el proceso de formación «Mujeres de las flores, líderes y autónomas». Las formaciones abarcan habilidades blandas como el liderazgo, la toma de decisiones, el trabajo en equipo y la autonomía, así como la ciudadanía laboral, las habilidades de comunicación, la economía del cuidado y la prevención de violencias. Sunshine Bouquet permitió que las mujeres pudieran realizar el curso en las instalaciones de la empresa y en horario laboral, lo que lo hace mucho más accesible.

Vamos Tejiendo está impartiendo inicialmente la formación a 450 trabajadoras, con la esperanza de ampliarla para que muchas más mujeres puedan disfrutar de mayores oportunidades, autonomía y derechos.

Vamos Tejiendo es un proyecto financiado por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, bajo el acuerdo cooperativo número IL-33989-19-75-K. El 100% del coste total del proyecto está financiado con recursos federales por un total de 5.000.000 de dólares. El contenido de este material no refleja necesariamente las opiniones o políticas del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos. La mención de nombres comerciales, de productos o de organizaciones no implica la aprobación del Gobierno de los Estados Unidos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.